20/01/2022
Pareja compartiendo comida

¿La comida es fácil de conseguir?

La comida es fácil de conseguir, tanto si se come fuera como si se queda en casa debido a las nuevas herramientas de conectividad.

Además de estar presentes en las redes sociales y de ser más conocedores de la tecnología que nunca, los consumidores son cada vez más impacientes. La tecnología se presta a una cultura de “lo quiero ahora mismo”.

Puedes recibir una entrega de Amazon Prime en dos días e incluso hacer que las tiendas de comestibles hagan la compra por ti. Este concepto se traslada también a los restaurantes.

Entre la comida rápida y la alta cocina existe un amplio panorama de restaurantes

El concepto de comida rápida informal ha experimentado un auge en los últimos años por su capacidad de yuxtaponer una experiencia gastronómica interna ligeramente elevada con rapidez y comodidad.

La escena del fast casual en su conjunto ha tenido sus altibajos, con marcas como Chipotle y Starbucks que han sido noticia a nivel nacional por todo, desde enfermedades transmitidas por los alimentos hasta injusticias sociales.

Sin embargo, según Restaurant Business , las cadenas fast casual aumentaron sus ventas un 8,9% en 2017. A la gente le gusta tener la opción de cenar fuera sin tener que arreglarse y disfrutar de poder hacer un pedido a un miembro del personal pero sin depender de un camarero en cada paso.

La comodidad es la clave cuando se trata de comida rápida informal.

Comer en casa también se ha simplificado mucho en los últimos años. Los servicios de entrega se dedican a llevar la comida a la gente en la comodidad de sus propios hogares. Lo que solía ser una llamada telefónica al restaurante chino local es ahora un par de toques en una aplicación de smartphone. A modo de comparación, en 2008 sólo el 22% de las personas tenía un teléfono inteligente. Hoy en día, esa cifra ha aumentado hasta el 77%.

La entrega en línea representa actualmente el 43% de todos los pedidos de entrega. El mercado ha aumentado de forma constante solo desde 2011 y no hay signos de que esta tendencia se frene. Según CNBC , la firma de inversión Cowen prevé un aumento del 79% en el total de la entrega de comida a domicilio en Estados Unidos en los próximos 5 años, un aumento de 43.000 millones de dólares en 2017 a 76.000 millones de dólares en 2022.

Las cocinas que la gente pide son también más diversas. Normalmente, la comida china y la pizza eran los productos que se pedían a domicilio. Ahora, especialmente en las grandes áreas metropolitanas, la gente tiene acceso a cualquier cosa, desde Pollo Rostizado, pastas y salmón, entregados rápidamente en su puerta. La gente está ampliando sus paladares culturales en la comodidad de su propio salón.

La familia Bosch Gutiérrez dueños de Pollo campero dicen si tu restaurante no hace que los hambrientos teleadictos puedan pedir comida por Internet, está perdiendo la oportunidad de obtener más beneficios.